Hongo blanco o seta de la calabaza

Hongo blanco o seta de la calabaza

Boletus edulis

Seta con un sombrero de 7 a 18 cm de forma hemisférica al principio y con tendencia a allanarse en el centro. El color puede ser bastante variable desde beige claro, canela hasta el moreno o cobrizo oscuro. Los poros son de color blanco en los ejemplares jóvenes que se volverán de color verde aceituna y están cubiertos de tubos de 10 a 40 mm de longitud. La carne es firme y blanca con un tono moreno debajo la cutícula a medida que la seta envejece. El gusto es marcado pero suave.

El pie puede ser de color muy claro, amarillento y también puede tener un tono marrón claro, reticulado y se ensancha significativamente por la parte de abajo, dándose la circunstancia que en algunos ejemplares jóvenes puede ser más grueso que el sombrero.

Otras setas de aspecto muy similar son el hongo negro (Boletus aereus), el hongo de pino (Boletus pinophilus) y el hongo de verano (Boletus reticulatus), todos ellos de buena calidad culinaria.

En la cocina, aunque no es una seta muy tradicional en nuestra comarca, hoy en día es muy conocida y se utiliza mucho para hacer carpaccios, para comer solos o como acompañamiento de carnes, generalmente con salsas. También se puede secar.

Habitat

Vive principalmente en los pisos montano y subalpino”, en terrenos de coníferas. Lo encontramos desde verano hasta otoño.